CUA una oportunidad única

Paola Arroyo, estudiante de licenciatura, Generación 2016

Paola Arroyo (Generación 2016) decidió asistir a la Universidad Católica de América por varias razones. Después de investigar sus opciones y tener una conversación con la decana de admisiones, a Paola le pareció que CUA era un lugar ideal para vivir y estudiar los próximos cuatro años. “Me hablaba de la universidad como de un lugar majestuoso donde los valores se reforzaban y las personas eran genuinamente amable pero a la misma vez suficientemente competitiva académicamente.” La segunda razón por la cual Paola escogió CUA como su nuevo hogar fue por la belleza del campus y el tamaño de la universidad. Éste es un factor que Paola aprecia constantemente; gracias al tamaño ha podido crear un sentimiento de familia con la gente que habita y trabaja en el campus.

Al ser nativa de Puerto Rico y el español su idioma materno, Paola aprovecha los beneficios que el Centro de Escritura (Writing Center) le ofrece. Actualmente, Paola se encuentra postulando para ser presidenta del club de Education Studies, club estudiantil que agremia a los estudiantes interesados en educar a la comunidad fuera del aula de clases. La oportunidad de encontrar clubs como esté le han permitido a Paola formar un círculo de amistades que tienen los mismos intereses que ella. Oportunidades que Paola afirma que son únicas y exclusivas de CUA.

De aquí a cinco años, Paola se ve terminando su carrera profesional como educadora especial para niños autistas con aspiraciones a abrir un centro especializado en terapias ocupacionales de rehabilitación.